Lo que no se hizo a los 20, no se podrá hacer a los 40; esta es una de las mentiras más grandes que hemos aceptado que sea parte de nuestro día a día. La posibilidad de mejorar la salud de nuestra piel y trabajar para perfeccionar todos esos detalles que pueden afectar nuestra autoestima, queda de nuestra parte.

Desde que empezamos a pensar en la salud de la piel, son muchas las reglas que debemos seguir y que se mantienen con el paso de los años. Es así como existen 5 puntos fundamentales a tomar en cuenta para tener una piel sana y joven:

Consejos de cómo cuidarte la piel a los 40

1.- La alimentación es la clave de todo

Una alimentación balanceada que cuente con todos los nutrientes necesarios, que sea rico en vitaminas y minerales, le concede a la piel todo lo necesario para que esta sea tersa, suave y libre de impurezas. Se recomienda consumir alimentos ricos en vitamina C, E y antioxidantes, como ocurre con el kiwi y con el brócoli.

Aparte se recomienda, comer zanahorias, cereales y frutos secos. Por supuesto, se debe reducir la cantidad de grasas que consumimos para que el trabajo de mantener la piel limpia, sea más sencilla.

 

2.- Utilizar cremas reafirmantes y antiarrugas diariamente

Parte de las principales recomendaciones que se toman en cuenta para mantener la piel sana y en un óptimo estado, recae en la utilización de cremas que estimulen la producción y actuación del colágeno; las cuales también son útiles para hidratar y mejorar la textura de la piel.

Este tipo de cremas, usualmente, son recomendadas a partir de los 30, debido a que no se trata de eliminar las arrugas, sino de concederle a la piel los nutrientes necesarios para evitarlas, pero existen algunas recomendadas específicamente por edades. Es más barato y menos doloroso que un lifting.

 

3.- Protección solar

Erróneamente se considera que solo se debe utilizar protector cuando se hacen viajes a la playa, cuando en realidad es el sol del día a día, el que más daño puede hacerle a la piel. Una deficiente protección contra los rayos del sol, produce arrugas, manchas y depresiones en la piel.

El uso de protector solar no debe estar limitado únicamente durante al verano, el sol también puede ser un problema durante el invierno, el otoño y la primavera. No se debe olvidar nunca.

 

4.- Mantener la piel limpia

La limpieza es fundamental, por ello se recomiendan cremas limpiadoras en vez de gel, esto debido a que son más fácil de aplicar, más ligeras e incluso son más efectivas. Tras esto, el uso de tónicos es importante debido a que la edad afecta el tamaño de los poros y su capacidad de bloquearse, estos se encargarían de luchar contra ello. Y por último, realizar exfoliación y peelings permite que la pureza se mantenga por más tiempo.

 

5.- Descanso y agua

El quinto y más importante de los consejos que se pueden tomar en cuenta para mantener una piel sana después de los 40 años, es el descanso y el agua. Este líquido ayuda a hidratar, oxigenar y purificar la piel; aparte, ayuda a facilitar la estimulación del colágeno. Debemos tomar al menos 2 litros de agua diario.

Al igual que el agua, dormir un mínimo de 7 horas al día, ayuda a mantener la salud de la piel, esto debido a que cuando nuestro cuerpo se relaja se activan tanto el proceso de regeneración de la piel cuando se crean nuevas células que rejuvenecen nuestra piel. Además, cuando se duerme, nuestro cuerpo deja la hormona del cortisol, la cual afecta la producción del colágeno, que entorpece la elasticidad de la piel e incluso la inflama.