¿De qué hablamos cuando hablamos de cuidarnos en la alimentación? Hace no muchos años cuando se refería a la palabra cuidarse se hablaba de cuerpos delgados y de dietas en las que se incluía mucha ensalada pero pocas proteínas. Algo que hoy sabemos, nada tiene que ver con lo saludable.

Una dieta saludable es una dieta equilibrada, que incluya carnes, pero también frutas y verduras de estación, hidratos de carbono buenos y legumbres. Al mismo tiempo que excluya las comidas muy procesadas, el azúcar y los aceites vegetales.

Aquí van algunos consejos que te ayudarán a cuidarte en la alimentación:

    • Haz las 4 comidas diarias. Si desayunas incluyendo algo de proteína no tendrás un hambre voraz a la hora del almuerzo, porque las proteínas se quedan más en tu organismo que los carbohidratos malos (pan y galletas). Entonces, incluye un huevo, o avena o algún pedazo de carne, ¡Especialmente si vas a hacer deporte!
    • El cuerpo necesita vitaminas y las frutas y verduras son ricos en ellas, pero no comas cualquiera en cualquier momento, come las de estación, y dales un lugar en tus comidas.
    • No comas fritos ni azúcares, ya que generan grasa que se acumula en el cuerpo y a la larga puede traer problemas de corazón u otros. Elige cocinar al horno, o al vapor. Si usas aceite siempre es preferible que sea de oliva.
    • Cuidado en las porciones: no exageres, no es necesario rebalsar el plato, comer una porción normal te ayudará a que tu cuerpo se acostumbre a ello. Además, es mucho mejor si después tienes que ir a trabajar y continuar con tu vida. Nada de cosas muy pesadas antes de ir a dormir. Descansarás mejor con el estómago liviano.
    • Come carne, pero de manera moderada, e incluye más pescado, rico en Omega 3 y un gran aliado por tener menos grasa pero estar a la par con las proteínas.
    • Hidrátate: el agua es esencial para limpiar tu organismo, no enfermarte y hacer que todo funcione correctamente. Por eso, recuerda beber aún cuando no tengas sed.
Cuidarse con una buena alimentación